Home » Blog Gabinete de Psicología Mª Luz Cañadas » Mi hijo tiene problemas con un compañero ¿Puede estar sufriendo bullying?

Mi hijo tiene problemas con un compañero ¿Puede estar sufriendo bullying?

No debemos confundir que nuestros hijos no se lleven bien con un compañero conque estés siendo víctimas de bullying.

Un alumno sufre bullying si está siendo intimidado cuando otro estudiante o grupo de estudiantes le dice cosas mezquinas o desagradables, se ríe de él o ella o le llama por nombres molestos o hirientes. Le ignora completamente, le excluye de su grupo de amigos o le retira de actividades a propósito. Golpea, patea y empuja, o le amenaza. Cuenta mentiras o falsos rumores sobre él o ella, le envía notas hirientes y trata de convencer a los demás para que no se relacionen con él o ella. Y cosas como esas. Estas conductas ocurren frecuentemente y es difícil para el estudiante que está siendo intimidado defenderse por sí mismo. También es bullying cuando un estudiante está siendo molestado repetidamente de forma negativa y dañina. Pero no lo podemos llamar bullying cuando alguien se mete con otro de forma amistosa o como en un juego. Tampoco es bullying cuando dos estudiantes de la misma fuerza discuten o pelean.

Para que se produzca bullying es necesario que:

1) Hay una víctima indefensa acosada por uno o varios agresores con intencionalidad mantenida de hacer daño, existe crueldad por hacer sufrir conscientemente.

2) Hay una desigualdad de poder entre una víctima débil y uno o varios agresores más fuertes física, psicológica o socialmente; debe existir una desigualdad de poder, desequilibrio de fuerzas, entre el más fuerte y el más débil; no hay equilibrio en cuanto a posibilidades de defensa, ni equilibrio físico, social o psicológico; es una situación desigual y de indefensión por parte de la víctima

3) La conducta violenta del agresor contra su víctima se produce con periodicidad, la relación dominio-sumisión ha de ser persistente a lo largo del tiempo; la agresión supone un dolor no sólo en el momento del ataque, sino de forma sostenida, ya que crea la expectativa en la víctima de poder ser el blanco de futuros ataques

4) El objetivo de la intimidación suele ser un solo alumno o alumna, aunque también pueden

ser varios, pero este caso se da con mucha menos frecuencia; la intimidación se puede ejercer en solitario o en grupo, pero se intimida a sujetos concretos.

Quizá también te interese…

Uno de cada cuatro escolares entre 8 y 17 años se encuentran en riesgo de sufrir acoso y violencia escolar.

Psicólogo en Salamanca – Psicóloga Mª Luz Cañadas – Psicología


Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Quieres ver mi curriculum?

 

Boletín de suscripción

Loading...Loading...


Descargas