Adultos

  • Ansiedad

La ansiedad es una reacción emocional que consiste en sentimientos de tensión, aprensión, nerviosismo y preocupación, así como activación o descarga del sistema nervioso autónomo. Posee la capacidad de anticipar o señalar un peligro o amenaza para la persona. El cuerpo reacciona con un aumento importante de la activación de la rama simpática del sistema nervioso autónomo ante estímulos que constituyen un peligro para su integridad. Un ejemplo sería vernos en una situación en la que podemos ser atacados por un animal salvaje, probablemente notaríamos que nuestro corazón se aceleraría, respiraríamos de forma rápida y superficial, nuestros músculos se pondrían tensos y nos permitirían salir corriendo y que quizá, el animal no nos atacase.

El problema surge cuando este estado de sobreactivación se mantiene en el tiempo o cuando percibimos estímulos como amenazantes cuando en realidad no lo son.

¿Cómo se manifiesta?

La ansiedad se manifiesta a tres niveles lo que pensamos (seguro que al final me ataca, voy a morir, será muy doloroso) a nivel fisiológico (sudoración, dilatación pupilar, temblor, aumento de la tensión muscular, palidez facial, aceleración cardiaca, descenso de la salivación, aceleración respiratoria, agitación, defecación, palpitaciones, vómitos…) y a nivel motor (si salimos corriendo o nos quedamos parados bloqueados).

Quizá te interese ¿Estoy teniendo una crisis de ansiedad?, ¿Por qué empecé a tener crisis de ansiedad?, Tengo crisis de ansiedad ¿Qué puedo esperar de la terapia?

  • Estrés

Hans Selye definió el estrés como un conjunto coordinado de reacciones fisiológicas que surgen ante cualquier demanda que supera nuestra capacidad adaptativa. Según el Modelo General de adaptación cuando una persona se enfrenta a una situación de estrés inicialmente se produciría una fase de alarma en la que el cuerpo se activa movilizando las defensas ante el peligro. En la fase de resistencia la persona se adaptaría a la presencia del estresor y la persona se encontraría mejor, pero si el estresor se mantiene en el tiempo más de lo que el organismo puede soportar se produciría la fase de agotamiento pudiendo incluso llegar a producirse enfermedades.

  • Fobias

Una fobia es un miedo intenso a algún evento o estímulo del medio ambiente, este miedo se produciría cuando este miedo o temor sea irracional. Se pueden desarrollar fobias a animales (pájaros, serpientes, cucarachas…), situaciones (a las alturas, a volar, a los espacios abierto, a los espacios cerrados) entre otras.

Quizá te interese Amaxofobia,  Miedo o ansiedad al conducir

  • Fobia Social

Una persona que padece fobia social sufre un miedo intenso a las situaciones que implican relacionarse o estar en contacto con otras personas. Un elemento importante es el temor a la evaluación por parte de los demás (¿qué pensarán de mí?). Para no sentirse mal evitan el contacto social.

  • Obsesiones

Una persona que padece trastorno obsesivo-compulsivo presenta pensamientos indeseados, que aparecen de repente no puede evitar. Aunque comprende que esos pensamientos son absurdos, se siente angustiada y teme las consecuencias. Estas obsesiones van acompañadas de una ansiedad difícil de soportar, lo que le lleva a realizar una acción con el objetivo de disminuir esa ansiedad y evitar aquello que teme. Una persona podría creer que puede contagiarse de una enfermedad como el cáncer por el simple hecho de tocar una superficie que haya podido ser tocada, en algún momento, por un enfermo. Ese pensamiento le generaría tal ansiedad que por un lado evitaría el contacto con las superficies que puedan haber sido tocadas como picaportes, cabinas, asientos, cubiertos…. Y para intentar tranquilizarse es posible que se lave las manos varias veces al día, que tarde mucho tiempo.

  • Depresión

No hay que confundir la tristeza, que podemos sentir en algunas situaciones con la depresión que va más allá de estar bajo de ánimo. Las personas que sufren episodios depresivos presentan una tristeza profunda que interfiere en el desarrollo de su vida cotidiana. Es frecuente que unido a la tristeza puedan aparecer otros síntomas cómo una reducción brusca del nivel de actividad que la persona llevaba (dejar de asearse o coger el teléfono, pasar muchas horas al día tumbados, abandonar las responsabilidades), ganas de llorar sin motivo aparente, irascibilidad, sentimientos de culpa y baja autoestima, pérdida de energía o cansancio físico intenso, problemas de sueño alteraciones en el apetito, dificultad para concentrarse o recordar aspectos cotidianos, o tomar decisiones, …. Cambia la forma de ver la vida y de pensar acerca de uno mismo, el mundo y el futuro adoptando una visión excesivamente negativa.

Quizá te interese Creo que estoy deprimido.. ¿qué puedo hacer?, Tratamiento psicológico de la distimia

  • Estrés Postraumático

Aparece cuando una persona ha sufrido-o ha sido testigo de- una agresión física o de una amenaza para su vida o la de otra persona (atentado terrorista, violación, atraco…) y cuando la emoción que siente implica una respuesta intensa de miedo, horror o indefensión. Este cuadro puede ser diagnosticado a partir del mes de la ocurrencia del suceso, la persona puede reexperimentar la experiencia o agresión sufrida a través de pesadillas, imágenes y recuerdos que aparecen constantemente y de forma involuntaria, puede que evite los lugares o las situaciones relacionadas con el acontecimiento y puede cursar con síntomas tales como dificultad para concentrarse, irritabilidad o problemas para conciliar el sueño.

  • La Hipocondría

Es el trastorno en el que la persona que lo padece está constantemente sometida a un análisis minucioso y preocupado de sus funciones fisiológicas básicas, pensando en ellas como una fuente de segura enfermedad biológica. Están preocupados y sienten miedo a padecer o la convicción de tener, una enfermedad grave, a partir de la interpretación personal de alguna sensación corporal u otro signo que aparezca su organismo. Puede ocurrir, por ejemplo, con lunares, pequeñas heridas, toses, incluso latidos del corazón, movimientos involuntarios, o sensaciones físicas no muy claras. Aunque frecuentemente al médico, que tras descartar que haya enfermedad física le asegura que está sano, esta información le tranquiliza a corto plazo, pero su preocupación vuelve de nuevo. Esto favorece que acuda con mucha frecuencia a distintos especialistas y que cada vez se acorte más el tiempo que distancia una consulta médica con la siguiente.

  • Déficit de Autoestima

La autoestima es la valoración personal que cada uno hacemos de nosotros mismo de nuestra personalidad, nuestras actitudes y nuestras habilidades. Se forma a través de un proceso de asimilación y reflexión mediante el cual se interiorizan las opiniones de las personas socialmente significativas y los utiliza como criterios para su propia conducta. Entre las consecuencias de poseer una baja autoestima destacan el bajo rendimiento en el trabajo o el ámbito académico, problemas en el ámbito familiar y el aislamiento social, favoreciendo la aparición de determinados trastornos.

Quizá te interese  Autoestima- Me quiero, no me quiero, ¿Cómo querernos más?.

  • Deficit de Asertividad

La asertividad es la capacidad de defender los propios derechos. Implica la expresión directa de los propios sentimientos, necesidades, derechos legítimos, u opiniones, sin sentir ansiedad por hacerlo, y sin amenazar o violentar los derechos de otras personas.

  • Déficit de Empatía

La empatía es la capacidad de ponerse en el lugar del otro, comprendiendo sus pensamientos, sentimientos y comportamientos. Si carecemos de empatía los demás pueden percibirnos como personas frías, duras.

  • Miedo

Alteración del estado de ánimo que genera angustia y malestar ante la presencia de un peligro real o imaginario. Se puede tener miedo a una persona, circunstancia o situación (la muerte, la soledad, las serpientes).

  • Déficit en Habilidades Sociales

Hay personas que presentan dificultades para comportarse de forma socialmente habilidosa. La conducta socialmente habilidosa es ese conjunto de conductas emitidas por una persona en una situación interpersonal que expresa los sentimientos, actitudes, deseos, opiniones o derechos de esa persona de un modo adecuado a la situación, respetando esas conductas en los demás, y que generalmente resuelve los problemas inmediatos de la situación mientras minimiza la probabilidad de futuros problemas.” Frecuentemente acuden a consulta personas que se consideran tímidas, faltas de habilidades sociales, torpes o solitarias.

  • Adicciones

Lo que caracteriza a una adicción es la pérdida de control y la dependencia. Las conductas adictivas se caracterizan por ser conductas que de forma inmediata nos generan bienestar o alivian algún malestar. . Es decir, una persona normal puede hablar por el móvil o conectarse a Internet por la utilidad o el placer de la conducta en sí misma; una persona adicta, por el contrario, lo hace buscando el alivio del malestar emocional (aburrimiento, soledad, ira, nerviosismo, etcétera). Se pueden desarrollar adicciones a sustancias (como el alcohol el tabaco, el cannabis etc) o ante conductas (como el uso de Internet del teléfono móvil, las compras, comer, jugar a videojuegos etc)

  • Ludopatía

La ludopatía es una adicción sin droga. Puede que tenga problemas con el juego si siente necesidad de jugar, pasa más tiempo ante la máquina o jugando a juegos de azar con más frecuencia o durante más tiempo de lo que desea, si gasta más dinero del que se puedes permitir, si tiene problemas económicos, laborales familiares o de pareja debido al juego) o si juega de forma lúdica (siendo capaz de no jugar si lo deseas, jugando solo con placer, si no te interfiere en otras tareas).
El juego es una conducta normal pero puede convertirse en anormal en función de la intensidad, la frecuencia con la que se juega o de la cantidad de dinero invertida y, en función del grado de deterioro o interferencia en las relaciones familiares, sociales y laborales de las personas implicadas. Lo padecen con mayor frecuencia los hombres que las mujeres, siendo estas más reacias a buscar ayuda profesional. El juego patológico aparece en todas las clases sociales y las edades.

Quizá te interese Yo juego, tú juegas, él juega…. ¿Tengo un problema?,  Juegos de azar y ludopatía, estado de la cuestión I,

  • Problemas de Pareja

Una relación de pareja estable y deseada tiene efectos positivos para la persona aportándole bienestar personal, así como una relación deteriorada interfiere en la dinámica familiar y en la propia salud de los que la padecen.

Muchas parejas tienen serios problemas de funcionamiento porque uno o ambos miembros se comportan siguiendo modelos inadecuados de comunicación o porque tienen dificultades para tomar decisiones, resolver problemas, manifestar los sentimientos de forma adecuada, falta de colaboración en la pareja, de confianza, infidelidad, celos etc. Las parejas que acuden a consulta debido a sus problemas de pareja pueden aprender a comunicarse y resolver los conflictos de forma equitativa, a planificar cambios … reduciendo la probabilidad de tener conflictos en el futuro.

Quizá te interese Cuando el amor parece terminarse…. ¿Qué puedo esperar de una terapia de pareja?, Los celos en las relaciones de pareja,  Hoy hablamos de celos… (primera parte), Hoy hablamos de los celos en la pareja (segunda parte), Pareja ¿Por qué aumenta el deseo sexual en verano?, ¡Peligro! Relación de pareja Tóxica

  • Problemas Sexuales: Falta de deseo, eyaculación precoz, anorgasmia, vaginismo, impotencia.

La impotencia sexual masculina o disfunción eréctil es la incapacidad para conseguir y/o mantener una erección que permita una relación sexual satisfactoria. Entre los factores de riesgo que pueden favorecer su aparición destacan la diabetes, la hipertensión arterial, y el consumo de tabaco o alcohol entre otros.

La eyaculación precoz es aquella eyaculación que ocurre antes de lo deseado, o excesivamente pronto, lo que provoca que el hombre no satisfaga a su pareja en el momento de la relación sexual, es decir no es capaz de controlar su eyaculación y esta aparece de forma involuntaria.

Ausencia de deseo sexual se caracteriza por la disminución de pensamientos, estímulos o fantasías de carácter sexual. Las personas que lo sufren informan de falta de interés en iniciar actividades sexuales, en pareja o en solitario.

Aversión al sexo se caracteriza por la presencia de temor y rechazo ante contactos y estímulos de carácter sexual. Lo pueden desencadenar los besos en la boca, caricias en zonas genitales o el intento de penetración entre otros.

Anorgasmia es la ausencia o la dificultad para alcanzar el orgasmo

Dispareunia se caracteriza por a presencia de dolor durante la penetración. Este dolor no es causado por sequedad vaginal o vaginismo.

Vaginismo se caracteriza por la presencia de espasmos en la musculatura perivaginal dificultando o impidiendo la penetración

  • Trastornos de la Conducta Alimentaria: Anorexia nerviosa y bulimia nerviosa

La Anorexia nerviosa en un trastorno caracterizado por una pérdida deliberada de peso, inducida o mantenida por la propia persona. La pérdida de peso se debe a la restricción o evitación de alimentos que engordan, o a prácticas de vómitos autoprovocados, al uso de laxantes; al ejercicio excesivo y/o al consumo de anorexígenos o diuréticos. La persona no solo presenta una pérdida acusada de peso, sino también un miedo intenso a ganar peso, una distorsión de la imagen corporal y una negación del peligro que comporta el bajo peso corporal.

La Bulimia nerviosa es un cuadro caracterizado por episodios repetidos de ingesta excesiva de alimentos y una preocupación exagerada por el autocontrol del peso. Para evitar el aumento de peso la persona pone en marcha conductas (vómitos, uso excesivo de laxantes, enemas, diuréticos, ejercicio físico exagerado y periodos de ayuno).

  • Trastornos del Sueño

Los problemas del sueño afectan a la mayor parte de la gente en algún momento de su vida. El insomnio es un desorden del sueño que implica la dificultad que presenta la persona para iniciar o mantener el sueño durante la noche, se duerme poco, se despierta con frecuencia o incluso es incapaz de llegar a dormir. Hay muchas formas de insomnio: tardar demasiado tiempo quedarse dormido, despertarse mucho antes del momento de levantarse, despertarse muchas veces por la noche o tener la sensación de que no se ha dormido bien y no se ha descansado. Hay personas que duermen menos de lo que necesitan o tienen una percepción subjetiva de dormir poco y mal durante la noche. Se pueden mostrar molestos, ansiosos, deprimidos, irascibles e incluso sufrir enfermedades médicas. Pueden ver afectadas sus actividades cotidianas y su salud. Es frecuente que las personas que sufren insomnio busquen la solución a través de medicación o remedios caseros.

Trastornos primarios del sueño son aquellos que no se producen debido a una enfermedad mental, una enfermedad médica o una sustancia. Los trastornos primarios del sueño se clasifican en disomnias y parasomnias.

Las disomnias son trastornos primarios del inicio o el mantenimiento del sueño, o de somnolencia excesiva, que se caracterizan por un trastorno de la cantidad, la calidad y el horario del sueño (insomnio primario, hipersomnia primaria y narcolepsia entre otros).

Las parasomnias son trastornos caracterizados por comportamientos o fenómenos fisiológicos anormales que tienen lugar coincidiendo con el sueño, con algunas de sus fases específicas o con las transiciones sueño-vigilia (pesadillas, terrores nocturnos o sonambulismo entre otros).

Quizá te interese ¿Sabías que dormir un número insuficiente de horas provoca un incremento de la ingesta de alimentos?,

  • Trastornos de la Imagen Corporal (Complejos)

Una persona sufre un trastorno de la imagen corporal cuando tiene una preocupación exagerada, que le produce gran malestar, sobre algún defecto imaginario o real pero que la persona exagera.

  • Problemas Laborales: Mobbing

Una persona sufre mobbing es maltratada de forma habitual y sistemática en el ámbito laboral soportando faltas de respeto y de consideración a su dignidad como trabajador. Dicho maltrato lo puede sufrir por parte de uno o varios compañeros o de sus superiores. Entre las múltiples formas de acosar a un trabajador destacan que se le pueden asignar trabajos sin valor o trabajos por debajo de su nivel o categoría profesional , puede que su trabajo sea evaluado de forma injusta, se le puede ignorar, excluir, hacer el vacío o desvalorizar de forma continuada su esfuerzo y su trabajo.

  • Duelo

El duelo es una reacción adaptativa natural, normal y esperable ante la pérdida de un ser querido. Es un acontecimiento vital estresante, no una enfermedad. La intensidad y duración del duelo depende de múltiples factores como el tipo de muerte (esperada o repentina, apacible o violenta..), de la intensidad de la unión con el fallecido, de las características de la relación con la persona perdida (dependencia, conflictos, ambivalencia…), de la edad… Elaborar el duelo significa ponerse en contacto con el vacío que ha dejado la pérdida, valorar su importancia y soportar el sufrimiento y la frustración que comporta. La duración del duelo por la muerte de una persona muy querida puede durar entre 1 y 3 años. Se considera que un proceso de duelo ha sido resuelto cuando la persona es capaz de recordar al fallecido sin sentir dolor, cuando ha aprendido a vivir sin él o ella, cuando deja de vivir en el pasado e invierte su en la vida y en los vivos. La muerte de un hijo y la del cónyuge, son consideradas las situaciones más estresantes que puede sufrir una persona.

Quizá te interese Cuando muere un ser querido…,

  • Trastorno Bipolar

Es un trastorno del estado del ánimo que cuenta con períodos de depresión repetitivos que se alternan con temporadas de gran euforia. Su causa es un desequilibrio químico en un tipo de biomoléculas del cerebro llamadas neurotransmisores, implica, necesariamente un tratamiento farmacológico de por vida.

El afectado oscila entre la alegría y la tristeza, de una manera mucho más marcada que las personas que no padecen esta enfermedad. Así, el afectado sufre de episodios o fases depresivas o eufóricas. El trastorno bipolar es comúnmente tratado con medicación acompañada de terapia psicológica.

Quizá te interese ¿Cómo se comportan las personas con trastorno bipolar?Y tú …¿Qué sabes sobre el trastorno bipolar?, Adaptarnos al trastorno bipolar, ¿Hay distintos tipos de TAB?.

  • Tics

Son hábitos que consisten en realizar movimientos (girar la cabeza, levantar los hombros, parpadeo) o producciones fónicas involuntarios, repentinos, de corta duración, recurrentes o repetitivos, no rítmicos y estereotipados… La persona no puede evitar realizarlos a veces logran suprimirlos durante periodos más o menos largos de tiempo que van de segundos a minutos y otras personas incluso horas. Suelen agravarse en condiciones de estrés, ansiedad, enfado y fatiga…Los tics suelen aumentar por la tarde y desaparecer o disminuir en gran medida durante el sueño, en presencia de extraños y al realizar tareas que sin generar ansiedad precisan concentración.

  • Ansiedad ante los Exámes

Es una reacción emocional de carácter negativo que se produce ante la expectativa creada por la inminencia o presencia de un examen y que muchos estudiantes la perciben como una amenaza para la persona (lo voy a pasar fatal, acabaré suspendiendo ¿y si me quedo en blanco?).

Los exámenes son situaciones estresantes para la mayor parte de los estudiantes pero es menos frecuente que esta ansiedad genere un grado de sufrimiento y ansiedad tan intensos que pueda interferir en la salud del alumno e interfiera o incapacite al alumno para la realización de los mismos. No todos los estudiantes sienten miedo ante los exámenes por las consecuencias que se derivan de un mal resultado, y en consecuencia viven estos momentos con la preocupación de mantener la responsabilidad de hacerlo bien, pero sin ese grado de sufrimiento y ansiedad que cuando se dar a niveles muy elevados puede interferir en la salud de los alumnos/as.

Quizá te interese ¿Cómo se vive la ansiedad ante los exámenes?, ¿Se puede superar la ansiedad ante los exámenes?, ¿Por qué me quedo en blanco ante los exámenes?

 

Otros temas que abordamos: El suicidio – Los datos del drama, Suicidio… ¿Eres de los que crees que? Pues te equivocas, Suicidio… ¿Eres de los que crees qué? Pues te equivocas (segunda parte), Suicidio, rompiendo mitos (Tercera parte), Suicidio, más vale prevenir, famosos y suicidio

Psicólogo en Salamanca – Mª Luz Cañadas – Terapia Cognitivo Conductual – Psicoterapia

¿Quieres ver mi curriculum?

 

Boletín de suscripción

Loading...Loading...


Descargas