Inicio » Entradas etiquetadas como 'tratamiento'

Archivo de la etiqueta: tratamiento

Uff, mi hijo ha vuelto a hacerse pis ¿Hasta cuando?

Ana tiene 8 años y se sigue haciendo pis en la cama. Antes le daba igual ya que ella misma se ponía su pañal y se lo quitaba por la mañana. Ahora que sus amigas empiezan a quedarse los fines de semana unas a dormir en casa de otras Ana está empezando a agobiarse. Le da rabia no poder hacer las cosas que hacen sus amigas, tampoco quiere contar lo que le pasa “seguro que se reirán de mí”.

La enuresis (hacerse pis) es un problema frecuente entre los niños. Alrededor del 10% de los niños de mayores de 5 años se hacen pis en la cama.

Aunque inicialmente tanto padres como niños suelen llevarlo bastante bien con el tiempo acaba generando problemas llegando a condicionar las relaciones sociales del niño ya que no pueden ir a dormir a casa de sus amigos o acudir a campamentos. Además en casa el trabajo de limpieza se multiplica y eso puede generar discusiones.

La enuresis  es la emisión involuntaria y persistente de orina durante el día, durante la noche o en ambos momentos, a una edad en la que el niño ya debería haber aprendido a controlarlo y no hay indicios de patología orgánica.

La enuresis que atendemos con mayor frecuencia en consulta es la enuresis nocturna. Habrá de delimitar si el niño no controla el pis o si el hecho de mojar la causa está provocado por otros factores como el miedo a la oscuridad o los fantasmas, en cuyo caso el tratamiento irá encaminado a que el niño supere los miedos, ya que se prevé que dejará de hacerse pis si desaparece el miedo a moverse por la casa por la noche.

Para poder diagnosticar enuresis es necesario que el niño haya alcanzado los cinco años de edad.

En ocasiones el niño en ningún momento ha llegado a alcanzar el control de esfínteres (enuresis primaria), en otros casos aparece tras un periodo de continencia superior al año (enuresis primaria).

Psicólogos Salamanca Psicóloga Mª Luz Cañadas – Psicología

¿Cómo se comportan las personas con trastorno bipolar?

Marcos tiene 21 años y acaba de ser diagnosticado de trastorno bipolar. Estudia derecho, hasta ahora ha sufrido dos episodios maníacos. El primero fue leve y duró pocos días. El segundo episodio hizo necesario el ingreso, fue ingresado tras chocar su vehículo contra un muro. Dado su comportamiento la policía pensó que había consumido drogas además del alcohol que encontraron en su coche.. En la sala de urgencias el médico observó que estaba pasando por un período maníaco: llevaba varios días durmiendo 3 ó 4 horas sin mostrar cansancio, no era capaz de estar quieto, se mostraba muy irritable y hablaba constantemente sobre todas las cosas que tenía que hacer en los próximos días. Se movía sin tener en cuenta las heridas que le había causado el accidente.

El trastorno bipolar es un trastorno del estado del ánimo que cuenta con períodos de depresión repetitivos (fases depresivas) que se alternan con temporadas de gran euforia (fases maníacas).

 

Es una enfermedad crónica episodica y recurrente, tratable con medicación que el paciente tendrá que tomar toda su vida.

 

Su causa es un desequilibrio químico en un tipo de biomoléculas del cerebro llamadas neurotransmisores. El afectado oscila entre la alegría y la tristeza, de una manera mucho más marcada que las personas que no padecen esta enfermedad. Así, el afectado sufre de episodios o fases depresivas o eufóricas (maníacas). El trastorno bipolar es comúnmente tratado con medicación acompañada de terapia psicológica.

 

Síntomas de la manía – los “altos” del trastorno bipolar

  • Incremento de la actividad física y mental y la energía
  • Estado de ánimo muy entusiasta, optimismo exagerado y confianza en sí mismo
  • Irritabilidad excesiva, comportamiento agresivo
  • Menos necesidad de dormir sin experimentar cansancio
  • Delirios de grandeza, sentido excesivo de presunción
  • Hablar y pensar muy rápido, cúmulo de ideas.
  • Impulsividad, poco juicio, distracción
  • Comportamiento imprudente
  • En los casos más serios, delirios y alucinaciones

 

Los síntomas de depresión, los “bajos” del trastorno bipolar

  • Tristeza prolongada o ataque de llanto sin explicación
  • Cambios importantes en los hábitos alimenticios y de sueño
  • Irritabilidad, enojo, preocupación, agitación y ansiedad
  • Pesimismo e indiferencia
  • Pérdida de la energía y letargo persistente
  • Sentimientos de culpa y baja autoestima
  • Incapacidad para concentrarse e indecisión
  • Incapacidad para disfrutar intereses anteriores y aislamiento social
  • Achaques y dolores inexplicables
  • Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio

Psicólogo en  Salamanca – Psicóloga Mª Luz Cañadas – Psicología

 

Psoriasis y aislamiento social

 

 

La psoriasis es una enfermedad de la piel que causa descamación e inflamación (dolor, hinchazón, calentamiento y coloración). En la mayoría de los casos la psoriasis causa parches o placas de piel gruesa, enrojecida y con escamas plateadas. Estas placas pueden producir picor o dolor y pueden aparecer en cualquier parte del  cuerpo codos,  rodillas, piernas, el cuero cabelludo,  e incluso en  la parte interior de la boca.

Recientemente  LEO Pharma ha realizado un estudio que destaca la necesidad de un mayor apoyo a pacientes con psoriasis que sufren aislamiento, estigmatización y ansiedad. Los hallazgos revelan que los sentimientos de restricción, aislamiento, estigmatización y ansiedad se asocian con un alto impacto en la vida de los pacientes, y son más importantes que la gravedad del síntoma diagnosticado. Los resultados de la investigación, que incluyeron una encuesta online cuantitativa completada por 3.822 pacientes con psoriasis, mostraron que el 73% de los pacientes encuestados calificaron su psoriasis como un impacto moderado a alto en sus vidas.

 

Psicólogo en Salamanca – Psicóloga Mª Luz Cañadas – Psicología

Trastornos mentales y discapacidad

Recientemente la Universidad Internacional Valenciana ha publicado los resultados de un estudio que concluye que del conjunto de discapacidades, los trastornos mentales son los que están asociados a las más altas tasas de desempleo, en concreto, del 70 al 90 %.

Entre las conclusiones de este estudio destacan que:

La depresión es la principal causa de discapacidad a nivel mundial y casi el 50 % de los trastornos mentales se inician antes de los 14 años de edad. Los trastornos depresivos son la cuarta causa más importante de la carga mundial de morbilidad y se prevé que para 2020 figurarán en el segundo puesto, detrás de la cardiopatía isquémica.

Es necesario que las personas con enfermedades mentales reciban un tratamiento correcto, ya que se calcula que cuatro quintas partes de los enfermos en los países en desarrollo no son tratados.

En todo el mundo, se calcula que una de cada cuatro personas sufrirá algún trastorno mental o neurológico en algún momento de su vida y unas 450 millones padecen en la actualidad alguna dolencia de este tipo.

 

Psicólogo en Salamanca – Psicóloga Mª Luz Cañadas – Psicología

Dolor y Fibromialgia – El tratamiento psicológico reduce la sensación de dolor en fibromialgia

La fibromialgia está considerada como la causa más frecuente de dolor músculo-esquelético crónico difuso, con una alta comorbilidad entre diversos trastornos psiquiátricos. La Sociedad Española de Reumatología estima que dicha patología afecta a 1.100.000 personas en España (2,4% de la población) .Se estima que al menos el 20% de los pacientes con fibromialgia presentan un trastorno depresivo y un 13% trastornos de ansiedad, además de una tasa superior de otros trastornos, como la fobia específica, el trastorno obsesivo-compulsivo o trastornos de personalidad.

El programa de dolor crónico de Avances Médicos S.A. (AMSA) atiende a personas diagnosticadas de fibromialgia y otras patologías que cursan con dolor crónico que con frecuencia se asocian con síntomas psiquiátricos como la ansiedad o la depresión.

El Dr. Pablo Orgaz, define  la fibromialgia como una “alteración en el procesamiento del dolor, de origen desconocido, que cursa con síntomas como el dolor generalizado, el cansancio o la rigidez y conlleva un importante distrés psicológico asociado”.

“La fibromialgia tiene profundas repercusiones en la calidad de vida del que la padece y en el conjunto de sus relaciones significativas, generando un elevado nivel de sufrimiento”.

Diversos estudios han tratado de identificar qué tipo de intervenciones psicológicas son eficaces para obtener un resultado favorable en el tratamiento de la fibromialgia. Entre ellas se han identificado como más beneficiosas,  la terapia cognitivo conductual, la terapia grupal y técnicas de relajación que mejoren la conciencia somatosensorial.

Estudios que valoran el tratamiento psicofarmacológico llegan a la conclusión general de que los mejores resultados se obtienen del tratamiento combinado de psicoterapia y farmacoterapia. “El tratamiento en salud mental de la fibromialgia mejora la calidad de vida, disminuye el gasto sanitario y la sensación subjetiva de dolor y mejora la clínica psiquiátrica asociada”.

 

Diversidad de síntomas, un mismo trastorno

La relación entre los trastornos metales y la fibromialgia es controvertida. Según algunos autores, los síntomas característicos de la fibromialgia (dolor, cansancio, parestesias, anquilosamientos, mareos, puntos miofasciales hipersensibles, etc.) son atribuibles a desadaptaciones psicológicas. Para ellos la fibromialgia es una forma de somatización. Otros entienden que la etiología de la fibromialgia, aun desconocida, es independiente de factores psicológicos. La alta comorbilidad de síntomas, como la ansiedad o la depresión, es la consecuencia lógica del sufrimiento que supone convivir con el dolor crónico. “Ambos puntos de vista se fundamentan en modelos basados en un dualismo mente-cuerpo, frente al que progresivamente se impone un modelo biopsicosocial, ampliamente aceptado en otros campos de la Medicina”, asegura el Dr. Orgaz.

Los datos disponibles en la literatura señalan que los factores psicológicos específicos que influyen en una respuesta adaptativa o desadaptativa al dolor son la instauración de un patrón de hipervigilancia al dolor, los pensamientos catastróficos y las conductas evitativas. Otros autores han señalado que la aceptación del dolor se relaciona con una percepción de menor intensidad, ausencia de trastornos asociados como la depresión y ansiedad y una mejor ejecución de tareas de la vida diaria.

En otra línea, la investigación con metodología cualitativa ha señalado la importancia de la relación médico-paciente, y de la relación contexto-paciente en el sufrimiento adicional de la enfermedad. En dolor crónico se ha señalado la importancia de ambas relaciones en la elaboración individual del significado de enfermedad. Aceves-Avila opina que el discurso y la disposición del espacio sanitario mantienen un lugar de cronificación del dolor. Otros autores, señalan el papel que juega la pasividad e incapacidad asociada al dolor crónico. En situaciones de incertidumbre diagnóstica, las expectativas de un médico centrado en un modelo causa-efecto y las expectativas del paciente con respecto a este modelo favorecen, en su interacción, la persistencia del dolor, la frustración y la ansiedad.

 

Psicólogo en Salamanca – Psicóloga Mª Luz Cañadas – Psicología

¿Quieres contactar conmigo?

Gabinete de Psicología Mª Luz Cañadas

Gabinete de Psicología Mª Luz Cañadas

669 889 292

mariluz@mariluzcanadas.es

Plaza Poeta Iglesias nº 17, entreplanta, 37001 Salamanca.

Gabinete de Psicología Mª Luz Cañadas en Instagram

¿De qué quieres que hablemos? El tema lo eliges tú

¿Quieres ver mi curriculum?

Curriculum Vitae de Mª Luz Cañadas

Tu opinión es ipmportante

Boletín de suscripción

Loading...Loading...


five + two =