Home » Posts tagged 'psicólogo en Salamanca'

Tag Archives: psicólogo en Salamanca

Sexting: cómo prevenir o minimizar las consecuencias de practicarlo

Buenos días:

 

Vamos a continuar hablado de sexting.

Tras conceptualizarlo, analizar las motivaciones que tienen los adolescentes a la hora de practicar sexting y tras analizar los resultados de los últimos estudios realizados por Gámez-Guadix en 2017 vamos a conocer la mejor forma de prevenirlo o minimizar sus consecuencias.

Para los que os incorporáis hoy el sexting consiste en crear y enviar de contenidos sexuales a través de Internet.

 

Si queremos prevenir el sexting y/o minimizar las consecuencias negativas de practicarlo es fundamental proporcionar una educación sexual de calidad entre jóvenes y adolescentes.

La educación sexual es, en el siglo XXI una asignatura pendiente ya que hay padres y educadores a los que hablar de estos temas les genera vergüenza o malestar. Eso lleva a algunos padres a no abordar este tema en las conversaciones con sus hijos, a veces argumentan que ellos lo aprendieron por su cuenta o creen que hablarles de sexo favorece la promiscuidad. Esto es un error ya que educar sexualmente a nuestros hijos implica trasmitirles una serie de actitudes y conocimientos que les permita vivir su sexualidad de una forma positiva y saludable.

Psicólogos en Salamanca - Sexting
Psicólogos en Salamanca – Prevención sexting

La sexualidad es un proceso relevante en el desarrollo del menor y son múltiples las formas de expresar la sexualidad, una de ellas es vivir la sexualidad a través de Internet.

Para que puedan vivir de  forma responsable y saludable las relaciones sexuales importante  informar a los adolescentes de los potenciales riesgos para que puedan evitarlos o minimizarlos. Por lo que habrá que hablar de las posibles consecuencias de difundir contenidos sexuales a personas no deseadas, así como el mal uso que esas personas pueden hacer de dichos  contenidos.

Es recomendable establecer normas para relacionarse con los demás a través de la red por un lado el respeto y por otro la responsabilidad.

El respeto nos va a permitir vivir la sexualidad de forma equilibrada y positiva, implica no provocar malestar o daño a los demás, no forzar cuando el otro expresa que no desea hacer algo y trabajar el concepto de ética en las relaciones interpersonales.

La responsabilidad implica ejercer la libertad sexual tomando conciencia de lo que se hace, minimizando los principales riesgos.

 

 

Ahora unas ideas para trabajar con los adolescentes:

Piénsalo dos veces antes de enviarlo. Intentar que piensen que es imposible recuperar las fotos o videos que enviamos a través de Internet o el móvil y podrían “reaparecer” en el futuro. Además nuestras relaciones personales van cambiando y una persona que hoy es de confianza podía no serlo más adelante.

. No es no. Si alguien no quiere  enviar fotos no se debe insistir, amenazar o coaccionar para que lo haga. El respeto conlleva aceptar lo que otros sienten y desean.

. No debes sentirte presionado para participar en sexting.

. Las imágenes de otros pertenecen a su propietario,  por tanto si recibes imágenes de otros no las difundas.

. Piensa muy bien a quién envías los contenidos sexuales, ya que cuanta menos es la confianza tengas en el destinario, es más probable que esas imágenes acaben en manos equivocadas o se empleen para fines indeseados. Si aun así decides enviarlo no olvides recordar al destinatario  “esto es solo para ti, por favor, no lo envíes a nadie más”.

. Ten cuidado no envíes una imagen a una persona equivocada por error, ya que esto podría causar problemas.

. No incluyas en las imágenes la cara o rasgos identificativos como lunares, piercings o tatuajes. Así será más difícil identificar a la persona en caso de que la imagen se reenvíe.

. Evitar que la imagen incluya la geolocalización.

.Eliminar las imágenes sexuales de teléfonos móviles o del ordenador, ya que en caso de robo, estas imágenes podrían ser extraídas.

 

Psicólogos en Salamanca – Psicólogo General Sanitario – Psicóloga en Salamanca

Es el momento de empezar de nuevo… creando hábitos (parte I)

En el Gabinete de Psicología Mª Luz Cañadas te ayudamos a afrontar las dificultades.
En el Gabinete de Psicología Mª Luz Cañadas te ayudamos a afrontar las dificultades.

Acabada la época estival volvemos retomamos con fuerza las rutinas. Es el momento, una vez cargadas las pilas, de planificar el nuevo curso. En nuestro horario figuran actividades que nos acompañan desde hace tiempo, pero puede ser el momento ideal para nuevos comienzos. Para empezar proyectos que nos ayuden a avanzar, a sentirnos más sanos o más realizados como personas. Quizá sea un buen momento para retomar los estudios, empezar a hacer deporte o aprender a cocinar.

 

Pero ¿Qué es un hábito?

Un hábito es cualquier comportamiento que hemos adquirido a través de la experiencia y que realizamos con regularidad y automáticamente. Los hábitos incluyen conductas muy variadas como la música que nos gusta escuchar, cómo nos reímos y si nos duchamos a diario.

Los hábitos son un tema que a los psicólogos nos interesa especialmente ya que son un elemento básico en el aprendizaje, muy útil por tanto a la hora de crear nuevos repertorios de conducta, especialmente en niños. Además con frecuencia malos hábitos merman la calidad de vida de los que lo padecen y de sus allegados.

¿Qué tipos de hábitos hay?

 

    • Hábitos de higiene: ducharnos a diario, lavarnos los dientes 3 veces al día, echar la ropa a lavar, recoger mi habitación, lavarnos las manos con frecuencia…
    • Hábitos de autonomía: ser capaz de hacer las cosas por mí mismo como conducir, usar la tarjeta de crédito o saber enviar un fax.
    • Hábitos de orden: dejar cada cosa en su lugar, cuidar los objetos
    • Hábitos de trabajo: permanecer sentado mientras realizo la tarea, seguir un método estructurado a la hora de hacer la tarea, hacer las tareas de forma ordenada, establecer prioridades.
    • Hábitos de productividad: Puntualidad, ser más eficiente, concentrarme en el trabajo, planificar mejor mi trabajo.
    • Hábitos de autocontrol: comportarse de forma tranquila y educada, hablar en un tono de vos adecuado, respetar las normas de uso de los lugares público, seguir las normas de los juegos etc.
  • Hábitos de convivencia: como respetar el turno de palabra, compartir, comportarse de forma asertiva.

 

Psicóloga en  Salamanca – Gabinete de Psicología Mª Luz Cañadas- Psicología Salamanca

Siento IRA… y quiero controlarla

La ira es como la ráfaga de viento que apaga el control de la inteligencia.

Cuando sentimos ira la emoción nos desborda y nuestro cerebro emocional secuestra el control del cerebro racional y durante un tiempo somos incapaces de tomar decisiones adaptativas.

El estrés favorece que nos irritemos, por eso es más probable a sentir ira ante cuestiones cotidianas poco importantes después de un día de trabajo duro.

 Psicoterapia Salamanca - Control de la ira

¿Qué es la ira?

La ira es una emoción primaria y universal. Es una reacción normal ¿normal?

Sí, NORMAL, lo que no es normal es la manifestación que hacemos de la emoción, es decir cómo comportamos, si gritamos, si rompemos cosas, pegamos etc.

Todos nos hemos visto en algún momento invadidos por ella de forma suficientemente intensa como para determinar nuestra forma de comportarnos.

¿Alguna vez te has sentido invadido por la ira?

Probablemente cada uno de vosotros recordará algún momento de su vida en el que la ira le haya embargado, yo recuerdo varios,  en esas circunstancias, notamos que nos ponemos tensos y agitados, perdemos el control de nuestros actos y nuestros pensamientos.

Normalmente cuando la ira pasa pueden aparecer sentimientos de culpa y pensamientos de arrepentimiento “No quise decir eso”, “no pensaba lo que dije”, “si pudiera dar marcha atrás…” . La persona que siente ira con frecuencia tiene una sensación de malestar consigo mismo por haber perdido el control. La ira además puede tener repercusiones negativas en nuestra vida familiar, laboral, de pareja y social.

¿Quieres aprender a controlar tu ira?

 

Psicólogos Salamanca – Gabinete de Psicología Mª Luz Cañadas – Psicoterapia

 

 

 

Duelo en niños ¿Cómo vive un niño de 0 a 3 años la pérdida de un ser querido?

Con cierta frecuencia acuden a la consulta del psicólogo adultos preocupados por cómo esa pérdida afectará al menor. Para poder orientar a los padres, los psicólogos tenemos qué conocer la fase del desarrollo en el que el menor se encuenta inmerso. Eso nos ayudará a facilitar la informacion acerca de lo que los niños entienden y sobre la información que tenemos que transmitirles.

¿Cómo viven los niños la muerte en función de su edad?

. De 0 a 3 años

En esta primera etapa de la vida los niños aprenden a confiar en las personas y en su entorno ya que necesitan sentirse seguros. La madre es una figura central en su vida y hacia los 8 meses los niños aparte de desarrollar el miedo a los extraños suelen establecer las relaciones de apego con el padre y los hermanos. Entre los 6 y los 17 meses el niño puede presentar un malestar intenso cuando sus figuras de apego no están presentes.

Hasta los 3 años las emociones de alegría y tristeza que expresan los niños suelen ser exageradas y aprende poco a poco a diferencia lo que le alegra de lo que le entristece.

Si el niño tiene una pérdida importante no tiene habilidades para expresarlo en palabras para describir lo que ocurre o lo que está sintiendo, pero sí puede recordar escenas, sonidos u olores que sean significativos. De hecho es frecuente que un niño que presenta una pérdida a esta edad  a medida que se vaya haciendo mayor empiece a recordar aspectos relacionados con el fallecimiento.

Es relativamente frecuente que a esta edad los niños no reciba, por afán de protección de sus progenitores, información acerca de lo ocurrido. En estos casos los niños suelen verse especialmente afectados por el cambio de ambiente estar con otras personas, en otros lugares el cambio de voces, la diferencia de hábitos y horarios etc.

 

Psicólogo en  Salamanca – Psicóloga Mª Luz Cañadas – Psicología

Duelo en niños…¿Hablamos de mitos e ideas erróneas?

En pleno siglo XXI la muerte es un tema tabú. Evitamos hablar de ella por causas muy diferentes a veces por desconocimiento, otras por miedo a que nuestro interlocutor se sienta mal…. Por eso cuando los niños padecen una pérdida significativa aparecen conductas de sobreprotección en los adultas que intentan distraer al niño… A raíz delos terribles atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid son muchos los trabajos que han realizado los profesionales con el objetivo de ayudar a niños y adultos a elaborar el duelo de forma adaptativa.

Cuando muere alguien que queremos, su truncan proyectos vitales y personales. Hablar delo que ocurre con la familia los amigos o en el centro escolar nos permite compartir las emociones y sentimientos además favorece elaborar el duelo y las reacciones psicológicas normalizadas.

Comprender la muerte es difícil, duro y complicado.

Son muchas las ideas erróneas que con frecuencia tenemos acerca de cómo  viven los niños la muerte de un ser querido. Estos mitos han sido estudiados por Poch y Herreo en 2003.

 

¿Hacemos un breve repaso?

  1. MITO :Los niños no se dan cuenta de lo que ocurre tras perder a un ser querido

REALIDAD Los niños se dan cuenta de qué ha pasado algo y suelen presentar cambios en su comportamiento cotidiano. Si no hablamos de lo que ocurre con ellos, puede que traten de buscar información por su cuenta y quizá la consigan en fuentes inadecuadas o malinterpretar las informaciones.

  1. MITO: Los niños no tienen capacidad para comprender el fenómeno de la trascendencia.

REALIDAD: Aunque los niños necesitas ser ayudados para comprenderlo, su capacidad para comprender la muerte es mayor de lo que pensamos. En las distintas etapas   los niños van entendiendo la muerte de forma diferente.

  1. MITO: Debemos evitar hablar de la muerte y delos muertos delante de los niños.

REALIDAD: Antes o después los niños tendrán que enfrentarse a una pérdida, por tanto protegerles de forma indefinida pensando que en la vida únicamente hay cabida para el placer y el disfrute es un error. La tolerancia a la frustración en los niños hay que desarrollarla y la frustración de perder personas a las que queremos y relaciones personales serán inevitables a lo largo de la vida.

  1. MITO: Es mejor evitar que los niños se enfrenten de forma prematura a una realidad tan desagradable como la muerte.

REALIDAD: La vida y la muerte son dos caras de la misma moneda y ya en la infancia la muerte está presente en los juegos, las canciones, los cuentos (Los siete cabritillos, Caperucita roja, La bella durmiente….) y en los medios de comunicación.

  1. MITO: Los niños y adolescentes no elaboran el duelo

REALIDAD Los niños y adolescentes también elaboran el duelo y a veces incluso de forma más compleja que los adultos, por eso es necesario acompañarlos en ese camino y estar pendientes de cómo lo viven.

  1. MITO: Los niños y los adolescentes no atribuyen significado a los acontecimientos que suceden alrededor

REALIDAD: Los niños necesitan atribuir significados a las pérdidas.

  1. MITO: Tenemos que proteger del dolor a los niños y a los adolescentes y una buena forma de hacerlo es evitar que participen en los rituales de despedida.
  2. REALIDAD: Nuestra ayuda será más efectiva, si en vez de evitar que participen, en función de la edad que tengan y de su nivel de entendimiento les hacemos partícipes de lo que ocurre y de lo que hace. El excluirlos lo pueden interpretar como abandono, soledad e incertidumbre. Algunos rituales de despedida se pueden adaptar a la edad del menor o hacer rituales específicos.
  3. MITO: Los niños no comprenden los rituales, por lo que es mejor que no acudan a ellos.

10. REALIDAD: Los adultos podemos ayudar  acomprender mínimamente los rituales y permitir que participen en ellos en la medida de lo posible y si ellos lo desean.

 

¿Quieres ver mi curriculum?

 

Boletín de suscripción

Loading...Loading...


Descargas