Home » Posts tagged 'Psicoterapia en Salamanca'

Tag Archives: Psicoterapia en Salamanca

Rutinas infantiles – Aprendiendo a vestirme

Una de las rutinas que tenemos que retomar tras las vacaciones y que, en ocasiones se convierte en todo un reto es lograr que nuestros hijos dejen de realizar la actividad que están llevan do a cabo para vestirse o desvestirse.

Si queremos ayudarlos  ¿Qué podemos hacer?

. Anticipar la realización de la tarea, le avisamos de que dentro de poco será la hora de dejar lo que está haciendo y pasar a vestirse o desvestirse. Puede ser de gran ayuda fijar un tiempo concreto “Dentro de 5 minutos vamos a ponernos el pijama”.

. Le transmitimos que entendemos cómo se siente y le anticipamos las ventajas de la realización de la tarea o le proponemos algo divertido para hacer después” “Ya sé que te gusta mucho ver la televisión pero es la hora de ponernos el pijama, así luego estarás más cómodo y podremos leer el cuento juntos.

. Exprésale claramente lo que esperamos de él “primero te pones el pijama y luego juegas”, esto le ayuda a seguir las rutinas y le aporta seguridad en que el entorno es previsible.

. Reforzaremos verbalmente las conductas adecuadas “¡que guapo estás con el pijama!”, “lo has hecho muy bien”.

. Puedes leer con tu hijo algún cuento relacionado con la tarea de vestirse y desvestirse.

. Elimina aquellos estímulos que puedan distraer al niño de la realización de la tarea por ejemplo apagar el ordenador o la consola hasta que haya concluido la tarea.

. Si nuestro hijo es pequeño le simplificaremos la tarea, por ejemplo le pedimos que se ponga los calcetines y nosotros le atamos los cordones de los zapatos. Cuanto más pequeño sea el niño le pediremos ayuda para ponerse o quitar prendas sencillas por ejemplo que se suba el pantalón que tiene goma elástica y nosotros le abrochamos los botones de la camisa, que es una actividad más compleja.

rutinas - vestirse y desvestirse - Psicólogos en Salamanca

. Ayúdale a seguir una secuencia mediante instrucciones “Ahora te vas a quitar el jersey… ahora la camisa… ahora los pantalones…ahora los calcetines. Como es lógico las órdenes las daremos de una en una y esperaremos la consecución de la tarea 1 antes de indicar cuál es la tarea 2.

. No prestes atención a conductas inadecuadas (siempre que no supongan un riesgo) y da pautas concretas “es la hora de ponerte el pijama, vete quitándote la camiseta…”

. A los niños hay que ayudarlos en esta tarea en función de la edad, hay que proporcionarle la ayuda que necesita, pero no más de la que necesite.

Y no olvides: A veces es más rápido y cómodo vestir o desvestir a nuestro hijo, pero queremos que él aprenda a hacerlo y sea autónomo en la medida que su edad y sus habilidades personales lo permitan.

 

Psicólogos Salamanca – Gabinete de psicología Mº Luz Cañadas – Psicólogo Sanitario

Online Grooming- ¿De qué estamos hablando?

El Grooming de menores es una de las posibles consecuencias indeseables de practicar sexting. Podemos definir online grooming como el proceso a través del cual un adulto logra involucrar a un menor en un proceso de abusos sexuales ya sea de forma directa indirecta.

El grooming es un delito que aparece en la legislación española como el conjunto de actos realizados a través tecnologías de la Información y Comunicación (TICs) para contactar con menores de dieciséis años y proponer encuentros con fines sexuales, captar o utilizar menores con fines exhibicionistas o pornográficos, elaboración de material pornográfico, así como su producción, venta, difusión y distribución (Ley Orgánica, 1/2015).

 

Si bien es cierto que hace años  la edad de consentimiento sexual era los 13 años, en 2015 dicha edad se incrementó hasta los 16 años con el fin de para adaptarse a la  normativa internacional y comunitaria (Directiva 2011/92/UE).

 

¿Qué nos dicen los datos al respecto? Indican que la prevalencia de online grooming varían en función de las edades de los menores, apareciendo cifras entre el 2 y el 4% en menores de 12 y 13 años, llegando a un 15,4% en adolescentes de 15 años (De Santisteban y Gámez- Guadix, 2017a).

 

Aclarando conceptos…

 

Es necesario que diferenciemos los conceptos de abuso sexual y online grooming

 

Para comprender el abuso sexual partimos de  los criterios propuestos por Finkelhor y Hotaling en 1984 que consideran la definición de abuso sexual a partir de los conceptos de coerción y asimetría de edad. La coerción se refiere al contacto sexual mantenido con un menor mediante el uso de la fuerza física, la amenaza, la presión, la autoridad o el engaño, y se considera criterio suficiente para identificar una conducta de abuso sexual, independientemente de la edad del agresor. Por otra parte, la asimetría de edad aparece como importante elemento de desigualdad, ya que los participantes tienen experiencias, grado de madurez biológica y expectativas muy diferentes lo que impide la verdadera libertad de decisión del niño e imposibilita una actividad sexual compartida.

En el abuso sexual tradicional los adultos abusadores suelen ser personas cercanas al entorno familiar del niño o integrantes del propio sistema mientras que en el online grooming, dadas las características de las TICs, los potenciales abusadores pueden acceder a los menores a través del proceso de online grooming, y entrar en el círculo de confianza que facilita las dinámicas de abuso (McAlinden, 2006).

Psicólogos Salamanca - Adolescentes

La edad de riesgo de sufrir abuso sexual online es superior a la edad de riesgo en los abusos sexuales tradicionales ya que los adolescentes utilizan el entorno online de manera más autónoma entre los adolescentes más mayores respecto a los más pequeños

La literatura especializada concluye que la mayoría de relaciones abusivas a través de las TICs habitualmente no conllevan el empleo de la fuerza física, sino más bien el embaucamiento emocional del menor, el cual suele tener la expectativa de una relación afectiva e incluso sexual con el adulto con el que interacciona

SUICIDIO, ROMPIENDO MITOS (Tercera parte)

SUICIDIO, ROMPIENDO MITOS…(TERCERA PARTE)

Hoy continuamos rompiendo con los mitos que hay sobre el suicidio que son muchos y variados…

“Uff, ni te acerques es peligroso, hace tiempo intento suicidarse…está muy mal últimamente pero no hables con él de suicido no le vayas a dar ideas… intentó suicidarse qué cobarde… es muy valiente intentar suicidarse, yo no sería capaz de hacerlo”.

Suicidio - Psicología Salamanca

Ahora veamos ¿Cuál es la realidad?

—  “El suicidio se produce por impulsos, nada podemos hacer para prevenirlo”.

La realidad es que las personas antes de suicidarse presentan una serie de síntomas que han sido definidos como Síndrome Presuicidal. ¿En qué consiste? Estas personas presentan una constricción de los sentimientos y de sus capacidades intelectuales, se inhibe la agresividad que empieza a dirigirse hacia sí mismo.

 

“Cuando hablamos de suicidio con una persona que está en riesgo se le puede estar incitando a que lo haga”.

Lo cierto es que hablar con ellos del tema, siempre y cuando se haga de la forma adecuada  reduce el peligro de cometerlo ya que la persona se siente escuchada y comprendida, además puede ser una ayuda útil para que la persona analice sus propósitos autodestructivos.

 

“Los que intentan el suicidio y los que se suicidan son individuos peligrosos, pues igual que intentan contra sí mismo pueden intentar contra los demás”.

La realidad es que por lo general el suicidio es un acto autoagresivo, en el que los impulsos de destrucción de la persona los dirige hacia sí mismo.

 

“El que intenta el suicidio es un cobarde o para otros un valiente”

La realidad es que las personas que intentan suicidase no son valientes ni cobardes, son personas que sufren y quieren dejar de hacerlo. Son personas  en una situación de crisis cuyos mecanismos de adaptación han fracasado, predominando precisamente los deseos de autodestrucción.

Duelo en niños ¿Cómo vive un niño de 0 a 3 años la pérdida de un ser querido?

Con cierta frecuencia acuden a la consulta del psicólogo adultos preocupados por cómo esa pérdida afectará al menor. Para poder orientar a los padres, los psicólogos tenemos qué conocer la fase del desarrollo en el que el menor se encuenta inmerso. Eso nos ayudará a facilitar la informacion acerca de lo que los niños entienden y sobre la información que tenemos que transmitirles.

¿Cómo viven los niños la muerte en función de su edad?

. De 0 a 3 años

En esta primera etapa de la vida los niños aprenden a confiar en las personas y en su entorno ya que necesitan sentirse seguros. La madre es una figura central en su vida y hacia los 8 meses los niños aparte de desarrollar el miedo a los extraños suelen establecer las relaciones de apego con el padre y los hermanos. Entre los 6 y los 17 meses el niño puede presentar un malestar intenso cuando sus figuras de apego no están presentes.

Hasta los 3 años las emociones de alegría y tristeza que expresan los niños suelen ser exageradas y aprende poco a poco a diferencia lo que le alegra de lo que le entristece.

Si el niño tiene una pérdida importante no tiene habilidades para expresarlo en palabras para describir lo que ocurre o lo que está sintiendo, pero sí puede recordar escenas, sonidos u olores que sean significativos. De hecho es frecuente que un niño que presenta una pérdida a esta edad  a medida que se vaya haciendo mayor empiece a recordar aspectos relacionados con el fallecimiento.

Es relativamente frecuente que a esta edad los niños no reciba, por afán de protección de sus progenitores, información acerca de lo ocurrido. En estos casos los niños suelen verse especialmente afectados por el cambio de ambiente estar con otras personas, en otros lugares el cambio de voces, la diferencia de hábitos y horarios etc.

 

Psicólogo en  Salamanca – Psicóloga Mª Luz Cañadas – Psicología

¿Quieres ver mi curriculum?

 

Boletín de suscripción

Loading...Loading...


Descargas